TRANSTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

El trastorno de la conducta alimentaria se refiere a una variedad de trastornos caracterizados por conductas anormales de alimentación, son problemas serios de salud mental y pueden poner en peligro de vida.

La anorexia, la bulimia y el trastorno de comedor compulsivo son los trastornos alimentarios más comunes, sin embargo, existen otros más como ortorexia, la vigorexia, etc.

ANOREXIA: Esla privación de alimentos por miedo a subir de peso y por una distorsión de la imagen. Quienes padecen este trasntorno se ven a sí mismos con sobrepeso cuando en realidad son delgados. Es muy común que realicen mucha actividad física y que utilicen laxantes o purgas con la intención de bajar de peso.

Dentro de los síntomas tenemos:

  • Caída de caballo
  • Pérdida de peso
  • Anemia
  • Debilidad muscular
  • Debilidad, mareo, irritabilidad y depresión
  • Ausencia de la menstruación
  • Problemas de osteoporosis
  • Manos y pies fríos
  • Piel pálida- amarillenta y seca
  • Perdida de masa muscular
  • Constante sensación de frio

BULIMIA: Se caracteriza por la ingesta de grandes atracones de comida en poco tiempo, y buscar eliminarlo con medidas inapropiadas, como induciéndose el vomito o con abuso de laxantes y purgas.

Dentro de sus síntomas tenemos:

  • Hemorragia ocular
  • Perdida piezas dentales
  • Boca seca
  • Salpullidos y granos
  • Perdida de esmalte de los dientes
  • Pequeñas cortaduras de los dedos
  • Depresión y ansiedad

 

COMEDOR  COMPULSIVO: Es quien suele darse grandes atracones de comida, en un corto periodo de tiempo y con gran veracidad que van acompañados de una sensación de perdida del control, arrepentimiento, vergüenza y culpa.

Un comedor compulsivo comerá grandes cantidades de alimento, aun sin hambre, por no poder controlar una emoción negativa o por ansiedad.

A diferencia de una persona con bulimia, el comedor compulsivo no se induce el vómito o utiliza laxantes.